Data4Nature : Compartir para proteger mejor

Una iniciativa para compartir datos de biodiversidad generados por los proyectos de desarrollo a través de la Red GBIF

Ante la pérdida de biodiversidad, el cambio climático y otros problemas medioambientales a nivel mundial, resulta imperativo evaluar la situación de todas las formas de vida pues sólo teniendo una mejor comprensión del planeta lograremos protegerlo.

La iniciativa Data4Nature exhorta a los actores del desarrollo y a sus contrapartes a dar un valor agregado los datos de biodiversidad recolectados en el contexto de los estudios de impactos de los proyectos que respaldan. Estos proyectos generan una considerable cantidad de datos cuya utilización, por lo general, no rebasa el contexto del proyecto.

En promedio, con cada evaluación ecológica efectuada en la etapa previa al proyecto de desarrollo, se registran de 500 a 1000 nuevas referencias a especies. De acuerdo con una reciente estimación, el Banco Mundial, la Agence Française de Développement (AFD), el grupo KfW y los bancos de desarrollo europeos, asiáticos y africanos registran hasta 30 000 referencias a especies cada año. Estas informaciones representan una parte importante de los datos de biodiversidad recabados en todo el mundo, en particular en los países en desarrollo.

GBIF—Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad—clasifica los datos de biodiversidad de sus socios y proporciona un acceso libre y universal a los datos sobre todas las formas de vida en la Tierra. Al participar en Data4Nature, los actores del desarrollo y sus contrapartes pueden utilizar esta completa plataforma y su red internacional para compartir datos sobre biodiversidad recabados en todo el mundo y acerca de todos los grupos biológicos.

¿Quieres involucrarte? Contacto private-sector@gbif.org

watch in English | regarder en français


Una oportunidad para reducir el déficit de datos en los países en desarrollo

Los datos generados gracias a los financiamientos de los bancos de desarrollo son muy interesantes. Por un lado, los países en desarrollo en los que intervienen los bancos de desarrollo de manera prioritaria cuentan con numerosos “hotspots” o sitios de alta biodiversidad mundial. Por el otro, la disponibilidad de los datos es desigual, y algunos países tienen un importante déficit de información.

Una gran parte de los datos brutos de biodiversidad recolectados y publicados en el mundo tienen que ver con el grupo de las Aves. Representan más de 91 % de todos los datos de incidencia. Esta proporción sube a más de 89 % cuando se hace referencia únicamente a los países en desarrollo.

A la inversa, las extrapolaciones efectuadas a partir de una selección de estudios de la AFD han mostrado que las observaciones de aves representan apenas 20 % de los datos brutos de biodiversidad generados gracias a los financiamientos de los bancos de desarrollo. Los inventarios realizados en el contexto de estudios de impacto medioambiental conciernen tanto a la flora, como a los insectos, a los anfibios, a los reptiles, a las aves o a los mamíferos.

Habida cuenta de esas tendencias opuestas, los bancos de desarrollo podrían desempeñar un papel fundamental en el conocimiento sobre la distribución de las especies animales y vegetales salvajes en los países en desarrollo.

El análisis de los estudios financiados por la AFD muestra que, en 2018, dichos estudios habrían permitido publicar en el GBIF hasta 56% de las observaciones de anfibios, 35% de las observaciones de chapulines y de grillos, 30% de las observaciones de reptiles o bien 25% de las observaciones de los mamíferos de todos los países de intervención de la agencia.

Un análisis cruzado sobre el número de datos publicados por país en el sitio GBIF.org destaca que los proyectos financiados por la AFD pueden generar de 20 000 a 40 000 datos anualmente, sin contar los datos sobre las aves. Lo cual representa hasta 40% de los datos publicados en toda Asia y 15% de las informaciones recabadas a nivel del continente africano para el periodo 2015-2019.

Un procedimiento poco costoso y fácil de implementar

El trabajo adicional que genera la publicación de datos consiste principalmente en la organización de dichos datos.

La cantidad de trabajo adicional y el sobrecosto que genera la organización de datos y su publicación en GBIF.org fueron evaluados en el contexto del estudio realizado por la AFD. Implicarían un sobrecosto moderado de las prestaciones de las consultorías. Ese sobrecosto se estima en 3 300 euros por estudio de impacto medioambiental en promedio, lo que corresponde a menos de 0.7% del costo de los estudios en promedio.

Al banco de desarrollo le corresponderían tareas que se limitan a la integración de una nueva cláusula en los contratos de financiamiento, el control de la publicación de los datos brutos de biodiversidad así como la formación y la concientización del personal involucrado (el GBIF pone a disposición apoyos para formación y puede proporcionar una asistencia).

Más información

Si está involucrado con un actor de desarrollo (una institución financiera, desarrollador de proyectos o consultoría, u otro grupo) y le gustaría saber más sobre cómo participar en Data4Nature, contáctenos en private-sector@gbif.org

Recursos